2006/06/10

Minorías eróticas. Pecado y patología

"Al pedírsele consejo, el doctor J. Guerin afirmó que, después de haber fracasado con todos los demás tratamientos, había conseguido curar a las adolescentes afectadas por el vicio del onanismo quemándoles el clítoris con un hierro caliente(...) Aplicó el punto caliente tres veces en cada uno de los labios mayores y otra en el clítoris(...) Tras la primera operación, de cuarenta a cincuenta veces en un día, el número de espasmos voluptuosos se reducía a tres o cuatro(...) Creeemos, pues, que en casos similares a los que uds. estudian, no debe dudarse en recurrir al hierro candente, y en una etapa temprana, para combatir el onanismo clitoridiano y vaginal en las adolescentes."
Demetrius Zambaco. Onanism & Nervous Disorders in Two Little Girls.

En nuestra sociedad occidental, tan avanzada, tan culta, informada y libre, aún imperan viejos tabúes para las sexualidades que se apartan de la norma. Hay una jerarquía piramidal que nos dice cómo han de ser las cosas, siguiendo el estilo de las castas. Así, en la cima de la pirámide de la sexualidad buena, sagrada, normal y natural estarían los heterosexuales, casados y con posibilidad de procrear. Después vendrían las otras relaciones heterosexuales: las que se dan en una relación estable en pareja no casada, luego, entre miembros de una misma generación(1), en privado siempre, sin dinero (2), no pornográfica y sin aditamentos (juguetes). Últimamente, las parejas estables (mejor si son casadas) de homosexuales han subido un peldaño o dos en repetabilidad, aunque de ningún modo pueden equipararse a los "reyes" de la cima dado que sus uniones teóricamente son "estériles". (¡Por todos los dioses! ¡cómo van a tener hijos los maricones o las bolleras! ¡Herejía!)
Así pues, todo lo que se aleja de ésa cima ideal donde prima y prevalece el coito vaginal, el supermacho con 30 cm o más de verga y la supermujer de orgasmos múltiples y en cadena(3) va suponiendo una degradación moral y -desde el siglo XIX- psiquiátrica o psicológica, tanto da: masoquismo, sadismo, travestismo, froteurismo, fetichismo, etc. Como hoy en día no vende tanto hablar de virtud-pecado, se sustituye éste binomio por el de salud-enfermedad y así toda variedad erótica es insana, depravada, viciosa, ilegítima e ilegal y sobre todo peligrosa. Tanto para los sujetos que libremente (se duda de ésa libertad, considerándo muchas veces que o bien han sido engañados o seducidos por otros pervertidos o como son enfermos, no son dueños de su mente) decidan practicarla como para el resto de la sociedad y son capaces con su mera presencia corromper la "inocencia" de los niños o corroer las bases de cualquier civilización. Y ante tal amenaza tan desmesurada sólo cabe la protección. Para ello se recurre a la legislación y a campañas en prensa o a través de series de tv, lo que suele producir un aumento de la preocupación y un endurecimiento de las penas. Si bien es cierto que es en los EEUU donde ésto es más palpable como es el caso de la legislación de algunos Estados en contra de la estimulación bucogenital, en Europa lo que se emplea es la presión social con resultados igual de coercitivos. Imaginemonos a la persona más seria y formal que conozcamos. Pensemos que le gusta ser azotada o ver como eyaculan en un zapato. Si se hiciése público y trascendiése ¿cómo afectaría éso a su reputación? Y ¿en qué se diferencia ésto del racismo o del apartheid?.
Que a uno le guste la comida más especiada o picante o salada no tiene trascendencia pero si hablamos de follar mejor no apartarse de la norma. Por lo que pueda pasar.

(1) Aunque que un hombre de 50 se ligue a una de 20 no está tan mal visto como que una mujer de 50 haga lo propio.
(2) Excepto si hablamos de matrimonio, claro. Las hurgamanderas y trabajadoras del sexo nunca han estado bien vistas, menos aún cuando niegan la inmoralidad de su trabajo o se atreven a reclamar derechos laborales.
(3) Lo que es una potencialidad pasa a convertirse en obligación y prescripción. Si no, fracasas. Un absurdo más, como las gilipollescas encuestas que miden la frecuencia coital (cuántos polvos por semana) y pretenden hacer un ránking europeo o mundial. ¿Habrá alguna medalla o trofeo? Y ¿por qué ha de importar más la cantidad de penetraciones que la calidad de los encuentros?

9 Comentarios:

Blogger marea dijo...

Interesante reflexión.
Tiene gracia lo del aparheid sexual.
Según tú no hay patologías sexuales?

12/6/06 21:12  
Anonymous BetiteB dijo...

Quien se pica ajos come?

12/6/06 23:49  
Anonymous amanezer dijo...

Igual que hace 3 (?) post, habando de la pareja, podría decirse que ni encima, ni debajo, ni delante ni detrás.. y yo apostillaría que al casiunísisono consensuado, sin frustrar metas personales, pero siempre consensuándolas... en este post podría decirse que encima, debajo, delante, detrás... , también siempre consensuado por los que están involucrados. Consenso y respeto.
Cierto que hay prácticas que no son patologías, aunque nos hayan querido inculcar eso; pero tampoco se puede negar que existen patologías.

13/6/06 10:39  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Personalmente entiendo que se puede hablar de "patología" no por la preferencia sexual en sí sino cuando ésta se impone a alguien que no la consiente o que no está en disposición de dar su consentimiento.

Quiero decir que si a una pareja le pone zurrarse mientras ella está encadenada por los pies y él se echa cera por encima, bien está si ambos así lo han consensuado.

13/6/06 11:05  
Blogger Ñita dijo...

Totalmente de acuerdo en lo de los polvos por semana...
Por un lado se dice que no debe ser lo mas importante, por otro son las unicas marcas que "cuentan".
Yo creo que realmente estamos sufriendo el efecto rebote de siglos de represion. El morbo por lo prohibido existe porque está prohibido. Que cada cual haga lo que le de la gana, como dicen los demas, consensuado y con personas que esten en condiciones de consentir. Si supone una polemica hablar de ello es por los siglos que nos pesan a la espalda.

13/6/06 11:19  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Betibeb: Quien se pique, que se rasque... ;-)

Amanezer, Ernesto, Marea: No niego que haya patologías. No. Lo que sí es cierto es que en la sexualidad hay más factores cultivables que problemas tratables. Y que a los heterodoxos eróticos se los ha persiguido y se persigue, a veces con verdadera saña, por una mayoría que no comparte sus gustos. Y sobre todo por apartarse de una concepción genitalista, coitocentrista y reproducitvista de la sexualidad. Un ej. claro: la persecución a los homos. Su erótica ha sido tachada de vicio, de ir "contra natura", de debilidad mental, de inmadurez (pues supuestamente se han quedado en nosequé etapa anal), etc. Si me permitís la comparación, es lo mismo que pasó con los zurdos. ¿Quién no conoce a un zurdo "contrariado" por que los curas u otros pseudoeducadores lo obligaban (castigándolo, atándole la mano a la espalda) a escribir con la mano diestra? La mano izquierda es la del diablo, es minoritaria, marginal, siniestra así que había que corregir ése defecto. Aunque no dejaban nunca de ser zurdos. Pues igual que los intentos de reconducir a los homos por "el buen camino", ambas situaciones parten de la misma o similar concepción moral.

Ñita: La represión , la represión... Siempre culpamos a la "represión" pasada, a un ente lejano como la Inquisición cuando hoy día los inquisidores se han reciclado y ya no van quemando en plaza pública a nadie [también por que no les dejan :)]Ahora son algo más sutiles y en pro de una cierta igualdad o de proteger a la infancia van exigiendo la misma censura. Como pasó con cierto pezón televisado... (En Europa, los modos son otros. Más sutiles aún)

Saludos a todos.

14/6/06 11:59  
Anonymous tazair dijo...

Un ej. claro: la persecución a los homos. Su erótica ha sido tachada de vicio, de ir "contra natura"

Pues eso de que va contra natura que se lo expliquen a estos pingüinos. No parecen estar muy de acuerdo.

15/6/06 15:33  
Anonymous Juan dijo...

Mikel, andaba buscando el artículo de Money sobre el antisexualismo epidémico cuando me he topado con tu bitácora.
¡Enhorabuena!
Si no te saludo este finde, te escribiré con
calma otro día. Ahora tengo que ponerme con el resumen de la sesión...

16/6/06 02:08  
Blogger wilson dijo...

"hay más factores cultivables que problemas tratables"

En eso estoy de acuerdo. Muchas de las barreras sexuales que conocemos tienen ruedas para que se puedan mover a gusto del gurú de turno.

Las modas también influyen. Ahora está de moda el ano. Esa puerta también es corredera.

16/6/06 17:28  

Publicar un comentario

<< Home