2005/11/14

Anticiencia

Anoche en el "nuevo" canal televisivo (Cuatro) se emitió un programa lamentable, Cuarto Milenio, presentado por el magufo Iker Jiménez. Supongo que toda televisión tiene que tener su cuota de basura, sus programas de casquería y caspa. Lo triste es que suceda además en un país con un alto déficit en inversión en Ciencia y Tecnología, que una buena parte de ésta se haga en desarrollo militar y donde el Informe Pisa 2003 (Programme for Indicators of Student Achievement, Proyecto Internacional para la Producción de Indicadores de Rendimiento de los Alumnos) señala que nuestros alumnos tienen un serio déficit en cultura matemática, comprensión lectora y cultura científica. Qué lástima. Tal vez si se dedicasen los TRES MIL MILLONES DE EUROS (3.000.000.000 €) que reciben del Estado la iglesia y los colegios católicos a financiar la enseñanza pública, mejorarían los resultados del próximo informe...
Éso y la emisión en tv de programas de ciencia divulgativos y divertidos. Se han hecho y se pueden hacer (es más, desde aquí propongo a los bloggeros de "Curioso Pero Inútil".)

8 Comentarios:

Blogger rotops dijo...

Mikel:
Estoy, en general, de acuerdo contigo pero ayer, leyendo El País Semanal", me llevé la sorpresa de que incluía un artículo titulado "Cerebros al cuadrado" (https://mipais2.elpais.es/articulo/elpepspor/20051113elpepspor_2/Tes) en cuya entradilla se afirma que "entre los científicos españoles más citados en el mundo hay un grupo que destaca: el de los matemáticos...). Es curioso.
Respecto a lo que recibe la Iglesia Católica del Estado -y se queja encima-, me gustaría que fuera cero y que éste no gestionara la recaudación del dinero que aportan sus fieles, como hace ahora. De todas maneras, de los tres mil millones de euros que dices habría que dar a esa organización lo que dan sus seguidores y simpatizantes y ni un duro más. Y negociar para que sean los obispos los que se encarguen de la recaudación. Mediante, por ejemplo, cartas al respecto al final de sus ritos, como han hecho para apoyar la manifestación contra la LOE. A ver cuánto sacaban, que la pela es la pela.

14/11/05 16:30  
Blogger wilson dijo...

Mikel, difiero respecto a lo de los colegios católicos. Los colegios concertados surgen como medio para no construir colegios. Otra cuestión es que el estado les deba exigir lo mismo que a los públicos.

De otro lado, pienso que el déficit educativo viene promovido por la misma concepción del sistema. No dudo que los chavales deban manejar calculadoras, pero creo que es mucho más útil para el desarrollo de la mente saber los principios de las mátemáticas y luego aprender a economizar tiempo mediante la tecnología.

Antes, para hacer un trabajo de literatura, tenías que leerte el libro en cuestión. Ahora te aceptan la copia conseguida en internet. Se premia el uso de los medios y no la capacidad de trabajo o la actitud crítica. Es como si desde la escuela te estuvieran diciendo constantemente que lo importante no es saber, sino tener la capacidad económica suficiente para conseguir rápidamente ese conocimiento.

16/11/05 00:40  
Blogger rotops dijo...

Wilson:
De acuerdo con lo que dices respecto a los métodos de enseñanza.
El Estado, si suelta dinero a los colegios privados concertados, tiene pleno derecho a definir y a controlar lo que allí se enseñe. Y el colegio que no quiera, que no concierte. Para mí está claro.

Mikel:
En mi razonamiento (frase final) hay un error de bulto. Hoy, oyendo un debate, he caído en la cuenta: El contribuyente católico no suelta un euro a su iglesia. Es el estado el que paga todo, incluyendo lo de la famosa casilla, ya que el que decide asignar el 0,5% del IRPF a la iglesia no paga por ello el 0,5% más de impuestos, como debería ser. Luego es el estado el que da ese 0,5% a la iglesia y no el católico, gestión recaudatoria aparte.
Con lo que sí contribuyen los creyentes es con los pagos por misas, bodas, bautizos, comuniones, funerales y demás ritos. Se los cobran bien cobrados (lo que no tiene reproche) en dinero negro (lo que sí tiene reproche).

16/11/05 11:00  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Rotops:
Efectivamente, ése es uno de los problemas. ES el Estado el que corre con la parte del león de la financiación de la Iglesia. Puede que su reino no sea de éste mundo, pero les hablas del dinero que les damos y parece que intetamos eliminar un dogma de su fe. Por cierto, de los festejos que organizan (bodas y otros desastres) es bien conocida la imposición que hacen de un determinado fotógrafo y a veces, por los arreglos de la iglesia. Por supuesto, sin ningún interés material en ello...
Wilson:
Algo conozco cómo funcionan en los institutos de la ESO pues he dado clase, aunque de una materia transversal, y mi experiencia con los profes era bastante dispar a lo que apuntas. En matemáticas primero daban los conocimientos básicos y necesarios antes de pasar a las calculadoras. Y sobre el uso de internet, he visto más de un trabajo suspenso por intentar pasarlo como del alumno, bien por que era demasiado "profesional" o bien por que el chaval no se había molestado en quitar la publicidad e intentaba hacerlo pasar por suyo...
Ahora bien, uno de los problemas importantes que hay en las aulas es la violencia hacia los profes y un patente menoscabo hacia las normas de convivencia más elementales. Pasan de todo, fanfarronean, revientan la clase y están orgullosos de ello. Y te encuentras atado de pies y manos. Ése sí es un problema. Añadele otros "pequeños" como padres que reclaman a voz en grito por qué el profesor se ha atrevido a suspender a su niño o cómo cada vez se carga más y más a los docentes con tareas que no le son propias (o no deberían serlo) sino de los padres.
Respecto a los centros concertados y demás, ayer leí un artículo muy interesante de Viçen Navarro en El Periódico. El enlace ha caducado, así que lo pondré aparte.
Saludos y gracias por participar :)

16/11/05 23:01  
Blogger wilson dijo...

La financiación de la Iglesia. ¡Qué gran tema!

Recuerdo cuando se decidió que fueran los contribuyentes los que decidieran si sus impuestos deberían o no ir a la Iglesia. Menuda se lió. Luego se vió que no pasó nada. La Iglesia recibe por los impuestos, por las donaciones, por la gestión de ayudas a terceros, por los conciertos, por las rentas de sus propiedades, etc, etc.

En cuanto un gobierno pretende particularizar, el Vaticano entra en liza y negocia globalmente. A nadie se le oculta su poder, pero llegará el momento en que se autoregulan u otro Mendizábal actuará, es decir, demasiado tarde, mal y sin conocimiento de causa. Una pena.

17/11/05 16:16  
Blogger rotops dijo...

Corregidme si estoy equivocado en fechas, porque en el concepto creo que no.
Se firmó un Concordato entre España y el Vaticano en 1953, en plena efervescencia del nacional-catolicismo, para un periodo de 25 años. En 1978, pues, caducaba; se negoció por un gobierno posfranquista preconstitucional la prórroga del acuerdo, ignoro por cuánto tiempo más, y no se cambiaron los términos. Esa prórroga fue firmada una semana después de haberse aprobado la Constitución en referéndum, supongo que por el gobierno en funciones, que era todavía preconstitucional. Es decir, sigue vigente un contrato franquista.
Ningún gobierno de esta época, por muy saturado que esté de miembros del Opus y de Legionarios de Cristo, podría legalmente firmar, con la Constitución en la mano, un acuerdo así con representaciones de confesiones religiosas.
Ya dije que no sé es cuando caduca el Concordato, pero me temo que en 2013, y no sé si habrá algún gobierno que se atreva a derogarlo. Con la iglesia hemos topado, Sancho.

18/11/05 10:50  
Blogger Juan Haldudo dijo...

He buceado un poco por la Red y he visto en concordato.org las fechas de la firma y de la publicación. Es en Enero de 1979, con el gobierno de Suárez. Las primeras elecciones fueron en 1977, así que serían las primeras elecciones "democráticas" (el entrecomillado tiene que ver con la República, la dictadura y la imposición de la monarquía, un tema para ser tratado aparte).
Tras la lectura del mismo tanto en lo que a educastración y a asuntos económicos se refiere, me ha salido un sarpullido de santa indignación. Qué jeta más dura tienen.

Por cierto, una curiosidad: aunque todos usamos y entendemos la frase "con la Iglesia hemos topado, Sancho" en el Quijote lo que se dice es "con la iglesia hemos dado". En la cita apócrifa nos referimos a la institución y su poder, en la literariaa que se encuentran con el edificio en El Toboso. Pasa lo mismo con los "entuertos" que se "deshacen". En realidad es deshacer agravios y enderezar tuertos (torcidos)...

Pedante me ha quedado ¿no? :-P

18/11/05 19:11  
Blogger wilson dijo...

Deberá pasar alguna generación más antes de que todo esto comience a tomar un camino lógico. Con la Iglesia ocurre igual que con los médicos, que nadie se atreve a darle el mordisco definitivo. Por lo incierto del dolor de muelas.

20/11/05 02:06  

Publicar un comentario

<< Home