2005/11/07

ARCADIA

Ésta película de Constantin Costa-Gavras me parece una parábola interesante de nuestra sociedad. Sin entrar a valorar la calidad de la peli (eso lo dejo a expertas como Su en "24 por segundo") y sin intentar joderle la peli a nadie creo que puedo hablar de qué va: un directivo se queda en paro a causa de la deslocalización. Aún no es demasiado mayor y por su preparación parece que no le será demasiado difícil encontrar trabajo. Tras 3 años en paro, la solución a la que llega es que deberá eliminar (matar) a sus competidores más directos para poder trabajar en una gran compañía de su sector: Arcadia.
La verdad es que la peli me atrajo desde el primer momento por varias razones, empezando por quién la dirige y sobre todo por el tema que trata. Quizá sea deformación profesional pues trabajo como Orientador Sociolaboral intentando ayudar a las personas que llevan muuuucho tiempo desempleadas (“peledés”, parados de larga duración) a que encuentren un trabajo y a que lo mantengan. Así que para mí, tristemente, el tema de la peli (el paro, no el crimen) es el pan de cada día. Son innumerables las personas preparadas (jovenes o no) con años de experiencia y/o con años de preparación que están desempleadas o que tienen que aceptar trabajos míseros tanto por penosos como por lo bajo de su salario. Por cierto, no deja de ser enervante que nos parezca del todo normal que licenciados universitarios trabajen de mozos de almacén (con todo mi respeto para los mismos). Tiremos a la basura años de formación, postrados pagados con esfuerzo, idiomas, informática, etc. Por que también el EXCESO DE FORMACIÓN es un problema o una dificultad para encontrar trabajo: ¿quién no ha conocido al doctor universitario que ha quitado cualquier referencia no ya a ése título sino a todo el período universitario para encontrar trabajo? Personas que buscan ése país imaginario, donde reinaba la felicidad y la paz en un ambiente idílico, la Arcadia del título.
El otro tema central de la peli es el de la feroz competición que se crea al intentar encontrar un puesto de trabajo, el “darwinismo” al que nos empuja el capitalismo salvaje y estúpido que nos rodea una vez que el “socialismo” ha muerto. Ya no queda sitio para que los proletarios del mundo se unan, eso es un anacronismo histórico que queda para el anecdotario, para el juego del Trivial. Ahora es elimina a tu compañero, por que ya no es tal sino un rival. Y en ésta guerra no cabe hacer prisioneros.
Hay un tercer tema que es el de la famosa “deslocalización”, un eufemismo para hablar de destruir el tejido empresarial y productivo llevándolo a países donde los derechos del trabajador y hasta los derechos humanos son alegremente ignorados para conseguir más beneficios para los accionistas. Cuando nuestra balanza comercial esté claudicando de rodillas y las tasas de desempleo sean gigantescas ¿qué se hará?: Fácil, eliminar cualquier vestigio de políticas sociales (las que aún queden para entonces) para globalizar homogéneamente la economía mundial, no vaya a tener más protección un alemán, un griego o un español que un chino, un indonesio o un filipino.

3 Comentarios:

Blogger rotops dijo...

Mikel:
Voy muy poco al cine pero procuraré ver esa película. No sé si se debe a ella, a ti o a ambos, pero el enfoque del problema es más que correcto y real.
Un punto para la discusión: si lo que dices en el párrafo final se llega a cumplir, tendrás que borrar eso de que ya no queda sitio para que los proletarios del mundo se unan: ahora eso parece, efectivamente, un anacronismo histórico que queda para el anecdotario.
Pero la historia se está empezando ya a repetir.

7/11/05 22:08  
Blogger Su dijo...

El tío Costa siempre usa el formato thriller para denunciar cualquier situación. En ZETA (que vi gracias a mi Barbas) habla del asesinato de un socialista griego para criticar la dictadura militar de los 60 y 70; tiene algunas películas gringas, como la caja de música, donde critica la protección a nazis en lso Estados Unidos. La verdad, Costa siempre tiene una mirada lúcida -por ende, dolorosa- al mundo que vivimos...

8/11/05 00:34  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Rotops, espero te guste. Respecto a la posible unidad, soy poco optimista pues con los grandes sindicatos desactivados y la machacona repetición de que lo social ha muerto y que el Estado del bienestar no es económicamente rentable (¿para quiénes?)la gente es capaz de comulgar con ruedas de molino.
Su, a mí la que me impactó fué Missing que ví en el cine acompañado de mis padres.

8/11/05 14:17  

Publicar un comentario

<< Home