2006/03/02

Fundamentalistas Católicos

Un asesino intentó atentar contra el Teatro Alfil donde Leo Bassi representa una obra teatral. Espero que los mismos defensores de la Libertad de Expresión, los mismos que se han llenado la boca contra la intolerancia por las viñetas de Mahoma, defiendan a éste bufón. Aunque me da que la hipocresía de tanto meapilas sólo va dirgida contra el de fuera. Qué ascazo.

9 Comentarios:

Blogger rotops dijo...

Mikel:
También esperé yo eso de los intransigentes conversos. Hasta que me cansé.
El Mundo califica el explosivo como artefacto rudimentario y casero, dando a entender que se trata del hecho aislado de un loco. Habría que cuantificar los locos que ha dado la iglesia católica a lo largo de su historia y también hacer un panegírico de la sin par defensa que ha hecho de siempre el Vaticano de la libertad de expresión.

2/3/06 12:18  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Tengo que reconocer que el Bassi no me hace ni puta gracia, y que jamás he pagado ni pagaré un euro por ir a verle al teatro. Me parece un tío con muy poca gracia y mucho, pero mucho mal gusto.

Pero tiene el mismo derecho que los caricaturistas daneses, digo yo, a hacer las sátiras que le dé la gana, ¿o no? Es problema de él y de los que quieran ir a verle, ¿o no?

Pues parece que no. Hace días que tiene que ir con guardaespaldas, y ya se ve que los que le han aplicado esta particular fatwa van en serio.

2/3/06 16:24  
Blogger bicharraco dijo...

¿Alguien me puede ampliar el tema, por favor? Es que yo no me he enterado......
GRACIAS Y SALUDOS.

2/3/06 20:22  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Bicharraco, aquí tienes la noticia a la que se refiere Mikel.

3/3/06 09:21  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Aquí nosotros echando pestes de los fundamentalistas católicos, cuando algunos han descubierto que la bomba la ha puesto... ¡el propio Leo Bassi para darse publicidad!

3/3/06 11:26  
Blogger bicharraco dijo...

Ah qué caray con el Bassi... Veo que no es muy querido que digamos (y no le echa ganas tampoco...) Gracias Ernesto, ya he leído los dos links que mandaste.
Somos libres de ir a ver lo que se nos de la gana, pero no porque no estemos de acuerdo con la manera de expresarse de algún ser, tenemos derecho a agredirlo.
Y, por otro lado, si fue él mismo.... pues vaya gracia..... Aunque pienso que todo cae solito por su propio peso y, de ser así, cada día la gente estará más harta de él y poco a poco irá perdiendo fuerza.
SALUDOS.

pd. Me alegra que a ustedes no les caiga en gracia, así no lo van a ir a ver nunca y tendrán una razón menos para estar en peligro...

3/3/06 16:14  
Blogger rotops dijo...

Creo que las amenazas que recibe Bassi también se las hace él mismo por teléfono porque tiene tarifa plana y no le cuestan dinero las llamadas, mientras que los fundamentalistas católicos sólo se dedican a rezar y hacer largas colas en la iglesia del Cristo de Medinaceli, que el primer viernes de marzo de todos los años no para de haber allí milagros. Uno de ellos es que no se muere nadie en la cola con el frío que hace (en esto hay ayuda de la Cruz Roja) y otro, muy sonado, es que a una señora que hace todos los años el recorrido de rodillas no se le han puesto éstas nunca en carne viva. Según contaron en su día los sindiós de El País, el único percance serio lo tuvo un año en que su éztasis la animó a bajar las escaleras del templo también de rodillas. No pasó en esa posición del primer escalón. Pero bajar, bajó.

3/3/06 23:27  
Blogger Juan Haldudo dijo...

No creo que fuera el mismo. Me da que éso es una canallada adicional de los intransigentes: cuando se representaba la obra "Me cago en dios" atacaron al actor Fernando Incera y al autor Iñigo Ramírez de Haro. Hay mucho inquisidor reencarnado. Y aquí no hablamos de la calidad de las obras o del actor sino de aquellos que crítican a las teocracias islamistas pero que a la vez parecen anhelar una teocracia católica.

4/3/06 15:32  
Blogger rotops dijo...

Que por desgracia son unos cuantos, Mikel.
Y recordemos que la obra "Me cago en dios" se estrenó en el teatro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, disfrutando de la máxima subvención que da la Comunidad de Madrid, presidida ya por la centrista (del Opus, por lo que será más bien de centro-izquierda) Esperancita Aguirre.
Y que el autor era (después de este asunto lo habrán divorciado) su cuñado. (http://www.elmundo.es/elmundo/2004/04/27/madrid/1083061425.html).
Y que Esperancita Aguirre fue la primera ministra de Cultura de Aznar.
Y que si no llega a ser por los intransigentes que pusieron el grito en el cielo en lugar de las oraciones, el dinero se hubiera quedado en la familia, como es de ley. Se conoce que los intransigentes no fueron advertidos a tiempo de la posibilidad de crear este perjuicio a su iglesia.

5/3/06 08:04  

Publicar un comentario

<< Home