2006/12/03

Y sin embargo...

Éste viernes noche quedé con Princesa del sueño y con la fascinante reina mora. Empezamos la noche en el mítico "Boñar de León", antro barato para llenar la panza que tienen una tortilla de patatas impresionante y un lacón de toda confianza (por el tiempo que lleva en el bar, un drama la despedida del camarero de su fiambre...) Fuera por las horas tardías o por que me esté aburguesando, me parece que ha perdido puntos en mi guía del michelín. De todos modos, habrá que probar en otra ocasión antes de despacharlo o no. Desde ahí, fuímos a una Tetería-Coctelería genial. Creo que se llama "Underblue" pero no estoy seguro: no he visto el nombre en el rótulo, simplemente. En fin, si os gusta el blues y paráis por Madriz, tenéis que ir definitivamente a éste local en una* calle esquina con Pez. Tiene un cierto aspecto destartalado, con las puertas de madera pintadas de azul y los sillones son cada uno de su padre y su madre pero preparan un Black Russian muy rico (y otros cócteles, cafés e infusiones) y el ambiente es cojonudo. Allí pasamos unas horitas hasta que nos echaron por cierre. Nos acercamos a recoger el coche del aparcamiento (gracias a RuizGa I, Madriz está imposible para todos por igual, sean peatones o conductores) y nos fuimos a Huertas, más putas que puertas, a un local cubano llamado "La Negra Tomasa". Sí, yo -cuya única relación con la salsa nunca ha pasado de mojar pan- estuve bailando o haciendo algo parecido ¡y sin estar en un estado etílico lamentable con el que justificarme!. Fue divertido atender a las pacientes explicaciones que me pedían que oyese la música, moviése mis pies, brazos y caderas ¡todo a la vez! Y reconocer abiertamente la envidia de ver bailar a los que lo hacen bien, aún cuando la zona de baile del local parece el camarote de los Hermanos Marx...
Tomando un refrescante mojito, aguantamos hasta el cierre del local, a la temprana hora de las 5:00 de la mañana. No quedaba otra que tomar un café, aunque la castiza opción de desayunar churros en San Ginés se truncó al final peeero queda pendiente para otra vez.
Una noche muy divertida, que hay que repetir.

*Efectivamente, ni idea de cómo se llama la calle. Si alguien lo sabe que me lo diga.

10 Comentarios:

Anonymous La Reina Mora dijo...

¡Vaya, efectivamente ha publicado usted un post el domingo!. Ha olvidado mencionar algunas de las premisas descubiertas en nuestra real compañía: ya puede dejar de fumar porque existe la alternativa a la necesidad fisiológica que le impulsa a ello, es buena idea convertir el hábito de estudiar en un hobbie porque la ósmosis no funciona a través del tejido epitelial de nuestras manos (la simbiosis tiene posibilidades y la parasitosis...), la memoria de pez sólo precisa de una simpática y amable secretaria muymuymUYMUY bien pagada, algún día, los peluches dominarán la tierra (y sólo con esa miradita que...). En fin, un placer disfrutar de su compañía, pero repetir lo que se dice repetir, no repetimos nada. Ya sabe que las fantasías no han de trasladarse a la realidad y menos al pié del recuerdo. Y diga, "fantásticas": ¿no deriva de fantasía? :))) Besitos reales.

3/12/06 16:47  
Blogger princesa del vértigo dijo...

Juan Haldudo, como se atreve a enlazar a esa princesa del sueño con mi reino!! En una noche tan vertiginosa como esa nunca se me hubiera ocurrido pasar ni un ápice de sueño. Está claro que era una impostora deseosa de suplantar mi arrebatadora identidad.

Las experiencias maravillosas no se repiten, son únicas, en todo caso puede que se vivan otras novedosas e igual de extraordinarias por su exclusividad y autenticidad.

3/12/06 18:52  
Anonymous Juan dijo...

¿No eras tú, Princesa del vértigo? Menos mal: empezaba a morirme de envidia.

4/12/06 23:31  
Blogger Gemma Ferré dijo...

No tengo planes de ir a Madrid en un corto plazo y mis costumbres son claramente diurnas, pero como hacía tanto que no actualizabas, pasaba sólo a saludar.

Pues eso, a recuperarse de la noche loca y nos leemos.

Un beso.

5/12/06 06:48  
Blogger princesa del vértigo dijo...

Juan, entre tú y yo, sin que nadie se entere, en realidad´sí que era yo pero me cuesta tanto admitir que pueda pasarme toda una noche con dos amigos estupendos bostezando como una energúmena... cachiiisss.

No te mueras de envidia, no te perdiste nada (respecto a mi, me refiero. La reina mora estuvo espléndida y nuestro amigo Haldudo pletórico)Pero te juro que no siempre es así. Quizá tengas suerte y me pilles alguna vez en un buen día...ya puede temblar la tierra entonces ja,ja,ja

5/12/06 22:30  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Reina Mora: Soy un hombre de palabra. Si dije que publicaba en domingo, cumplo :-D Me dejé muchas cosas, los mejores detalles me los guardé para mí. Soy así de egoísta :-P Mmmmm, la secretaria puede enviar su cv con carta de presentación a gillesdelaval[arroba]yahoo.es ;-)
Vale, no repitamos. La próxima vez innovemos. Y, uh, sí..., "fantástico" es un adjetivo perteneciente o relativo a la fantasía. Pero yo he escrito fascinante, que viene de fascinar... (duduá, duduá). Besitos republicanos ;-D

Princesa: Menos mal que has aclarado pertinentemente que estuviste flirteando con Morfeo. Casi me haces dudar de si estuve o no... :-D Aunque haber dormido apenas 3 o 4 horas, trabajar 7 y aguantar(nos) toda la noche, bien merece que te hagamos la ola. O algo. :-D

Juan: Resucítate. Ya haremos una contando contigo: lleva calzado cómodo y duerme la siesta antes. ;-)

Gemma Ferré: Cuando vengas serás bien recibida, con fanfarrias, dulzainas y tamboriles. Y te pasearemos por los Austrias hasta la Cava Baja y Puerta Cerrada a tapear y tomar unos vinos (o cañas). :-)

Besotes a todos.

6/12/06 01:34  
Blogger Gemma Ferré dijo...

ja, ja. Me lo apunto. Y si hay ya que elegir, me quedo con los vinos.
Un beso.

6/12/06 22:42  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Reina y Princesa, no sé si son conscientes del privilegio que tuvieron, si realmente vieron al bueno de Juan marcándose unos pasos de salsa...

Un abrazo, Juan, compañero.

8/12/06 20:26  
Anonymous Juan dijo...

Estupendo, ¿pero la siesta me la echo a las 4 o las 8? Ay, ay, me temo que ya no estoy para esos trotes. En todo caso, una caña cuando queráis.

9/12/06 21:15  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Ernesto: Es cierto, no valoraron el esfuerzo :-P Aunque verlas moverse mereció más que la pena. Un abrazo, amigo.

Juan: No te preocupes, en el Hogar del Jubilado de Barataria también hay salón de baile... :-D (jejejé) Un beso incisexiano.

Saludos a ambos.

10/12/06 04:51  

Publicar un comentario

<< Home