2006/08/03

Una de anédotas

Suelo viajar en transporte público, lo que hace que uno se fije o viva situaciones curiosas.
Cristianos.
Ayer, mientras iba hacia mi casa en tren ví una situación cuanto menos curiosa. Iba leyendo, como suelo. Distraídamente, me fije en quienes estaban a mi lado, una muchacha guapísima de ojos verdes y un fornido muchachote de color (negro*) muy bien arreglado dentro del estilo hip-hop. Entre dos estaciones, entaron en el vagón un grupo de unos cuatro o cinco marroquíes. Cuando pasaron, me fijé casualmente en que el muchacho se llevaba un pequeño crucifijo de oro a los labios y lo besaba. Si no hubiera sido porque era la tercera vez que veía hacer un gesto similar a otros africanos no me hubiera llamado tanto la atención. La primera vez fue algo parecido: mientras esperábamos al tren pasó un grupo de magrebíes hacia la cabecera. El chaval que esperaba a mi lado, un africano de tantos, se persignó subrepticiamente y lo más disimulado que pudo. La verdad, no le dí importancia. Pero cosa de un mes después, mientras viajaba en el tren, vi a una pareja que me recordó el gesto. Era una pareja sumamente elegante (él vestía traje de color marrón, mocasines lustrosos a juego y maletín de cuero marrón y ella un traje chaqueta negro). Parecían unos de tantos profesionales y que hablaban alegres entre sí. Al poco, cruzaron la puerta dos o tres marroquíes y abruptamente se callaron. Cuando pasaron por nuestro lado, ví que la chica se llevaba la mano a un crucifijo que no soltó en un rato. Fue curioso el cambio que en un momento se produjo, pues pasaron a hablar en voz queda y la chica de cuándo en cuándo echaba miradas furtivas hacia donde se habían ido los otros. ¿Por qué harían éso?
Ceder el asiento.
Me he fijado que poca gente en el tren, autobús o el metro cede el asiento a ancianos o a mujeres embarazadas, con críos en los brazos o a alguien con muletas. Quien mayoritariamente lo hace o son mujeres o tienen rasgos amerindios (excepto los adolescentes y que van de malotes). ¿Tanto les pesan los huevos o los ovarios a todos los demás? Por que si no, no lo entiendo.
Machismo.
Nada más bajar al andén de una gran estación, camino del trabajo, una muchacha colombiana -muy perdida pues prácticamente acaba de aterrizar- me pide que la ayude para subir unas grandes maletas por las escaleras mecánicas. La veo que casi está a punto de desaparecer entre tanto equipaje así que la ayudo. Una vez arriba, me ofrezco para acompañarla hasta la salida con lo que agarro dos de las inconmensurables maletas y jadeando nos acercamos a la puerta. Antes de salir hemos de franquear los torniquetes, lo que debido al volumen del equipaje se hace complicado. Mientras brego con ellas me hace el siguiente comentario: "Muchísimas gracias. Seguro que si fueras mi novio o mi marido ya me hubieras dado una bofetada." Me quedo blanco, tanto por lo que dice como sobre todo por la naturalidad con que lo dice. Como si fuera lo más normal del mundo o lo esperable. "No... pero qué... " sólo tartamudeo pues me acabo de quedar flipado. En ése momento aparece un trabajador de Renfe con un carro portamaletas vacío, así que le llamo para que acompañe a la chica, con lo que desaparezco de escena.
Ciertamente, me quedé pensando en lo que dijo, en qué habría vivido y en cómo explicarle que ni de lejos es normal ni todos los hombres actúan así.
Racista.
Paseando por la ciudad, veo a un niño de unos siete u ocho años jugando sobre un pivote que limita el acceso a una calle. Se lo está pasando en grande pues cada vez que salta sobre el mismo, el mecanismo hidráulico lo baja hasta la mitad mientras que unas luces rojas de advertencia destellean. Aparte de que el niño se pueda desmorrar, el dichoso pivote que ha puesto el Ayun puede acabar por estropearse. Ingenuamente, me dirijo a los que parecen los indiferentes padres y les señalo al zagal advirtiéndoles suavemente de lo que puede pasar. El padre me escucha sonriente. "¡Pero hombre...! ¡No pasa nada! Si solo es un niño jugando, no seas racista, si se rompe no pasa nada..." Me quedo perplejo. "¿Ein? ¿Racista? ¿Y qué tendrán que ver los cojones para comer trigo?" pienso para mí. Así que me encojo de hombros y me voy de allí. Mientras, el hombre se queda sentado bebiendo el té que solicita le acaba de traer una mujer, que espera de pie cubierta con su negro chador...

* Ante ésto mi amigo Sisinio Eyebe, de Guinea Ecuatorial, solía preguntar con sorna si yo soy de color, vosotros que sois ¿transparentes?

8 Comentarios:

Blogger Su dijo...

Lo del racismo es muy típico: uno de esos viernes que venía en bus a ver a mi Barbas -hace siglos, me parece hoy- unos subsaharianos -y negros como un tizón- pidieron al busero que abriera el otro maletero. El busero dijo que no, que por norma ese maletero se abría en estación del norte, y no tardaron en decir que era un racista. Oiga, si yo fuera una maciza nórdica, seguro me decían lo mismo.

3/8/06 19:22  
Blogger Su dijo...

http://filosofandosobrenada.blogspot.com/

En apoyemos los pompis tranquilos, la wonder te cuenta las distintas maneras de algunos para escaquearse de ceder el asiento a una embarazada.

3/8/06 19:27  
Blogger Juan Haldudo dijo...

Es curioso lo del racismo. Parece que fuera de las primeras palabras que aprenden en castellano. Si les señalas o recriminas una acción incívica (tirar basura al suelo, forzar algo cerrado, beber cerveza y tirar las latas en un parque, etc.) inmediatamente “contraatacan” –pues se lo toman como un ataque- llamándote racista. Es genial. No hay mejor argumento ni razón más poderosa que ésa para conseguir que les dejes haciendo lo que quieran. Lo que sea, como cruzar una calle con mucho tráfico y muy rápido sorteando los coches y obligándoles a dar frenazos. Eso sí, siempre hay algún gilipollas que les da la razón en todo. “Hay que respetar sus costumbres en pro de la multiculturalidad y no ser eurocentrista”. Son los mismos imbéciles que aplauden no ya el hijab (y niegan la kipá o la toca) sino el chador, que la mujer camine por detrás del varón o la curación del SIDA con ajo por que así lo dice el chamán y su medicina tradicional. Como hay que ser tolerantes, aplauden el relativismo cultural y niegan como un gran mal la integración, fomentando así los guetos. Cojonudo.
Saludos.
PS: Lo del SIDA fue afirmación tajante de la Ministra de Sanidad sudafricana, Manto Tshabala Msimang...

3/8/06 20:55  
Blogger Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Imbeciles y demagogos los hay en todos los sitios. Queremos ser mas papistas que el Papa, por lo que en vez de actuar de forma correcta nos asusta la incorreccion politica. Si eres un cenutrio, da igual de la raza que seas, ni que esto fuera exclusivo de un grupo etnico.

Saludos a todos.

6/8/06 16:29  
Blogger wilson dijo...

De todo lo que has contado lo único que me sorprende es lo de los cristianos. Bueno, me sorprende a medias. Y es que hace tiempo que me vengo fijando en que para ciertas etnias el diablo está tomando forma de musulmán. Es sólo una impresión sin contraste. alguien me dijo que tenía que ver con el esclavismo y las guerras africanas, pero no me terminó de convencer.

7/8/06 16:23  
Blogger rotops dijo...

Mikel:
La verdad es que, para ir leyendo, te fijas demasiado en lo que sucede en derredor tuyo. Bien mirado, son cosas tan interesantes que bien merece la pena dejar el libro a un lado un ratito. Doy mi opinión sobre cada uno de los temas que expones:
Cristianos: Son tan fanáticos como los integristas islámicos, con la diferencia de que, por ser más antiguos, se han adaptado mejor a los cambios de los tiempos. ¡No va a poder el crucifijo con los moros si podía con Drácula!
Ceder el asiento: Problema de educación de estas últimas generaciones españolas nada más. Es una pena, pero es lo que hay.
Machismo: Las dos grandes revoluciones de la segunda mitad del siglo pasado fueron el total reconocimiento social de la mujer y el avance imparable de las comunicaciones. No han llegado a todos lados, está claro. Por ejemplo, la mayoría de las religiones rechaza la primera.
Racismo: Es un truco muy utilizado para hacer lo que se te pone en los mismísimos. Tan viejo como llamar antisemita al que afirma que los israelíes hacen auténticas barbaridades cuando las están haciendo.

7/8/06 22:23  
Blogger Demetrio dijo...

Muy bueno lo de los cristianos. Lástima no tener a nadie a mano a quién preguntar.
Te corroboro que entre los marroquies es la primera palabra que aprenden, aunque les dan un toque de color con una s sonora. Se convierte de este modo en "eres un rasista" ... todo un clásico.
En función de las ganas que tengas de desfogarte te aconsejo, contestar que sí, la mirada autosuficiente o la llamada a un amigote para reirte un rato.
Saludos

17/8/06 16:26  
Anonymous Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... Accutane personal stories Craps slot machine six eleven bathtubs insurance quotes boating stories Central air conditioner wiring Sport matchs http://www.insurance-for-a-business.info/business_health_ca_insurance_small.html 14 days late neg hp clomid the greatest vitamins in the world perman Antique bathtub 4 foot power boating alaska rivers Complete remote surveillance cctv systems Drug interactions prozac

4/3/07 19:59  

Publicar un comentario

<< Home