2006/01/25

RAJOY, ESPURIO Y TORTICERO

El tema del Estatuto de Cataluña parece que va llegando a su fin, para descanso de todos. Sin embargo, en un acto de demagogia y pensando que los ciudadanos somos gilipollas, Rajoy quiere que el referendo que ha de darse para aprobar la reforma estatutaria (art. 152.2 de la Constitución) se extienda a toda España. Si partimos del hecho de que los referendos sólo los puede convocar el rey a propuesta del Presidente del Gobierno y tras previa autorización del Congreso de los Diputados (arts. 92.2 y 62 c) de la Constitución) y que la iniciativa legislativa popular (art. 87.3 de la Constitución, desarrollada en la Ley Orgánica 3/1984 de 26 de marzo) tiene excluída las materias propias de Ley Orgánica -y por ésas casualidades de la vida, todos los Estatutos de Autonomía lo son- resulta que su propuesta no se tiene en pie por ningún lado. Es inconstitucional. Conviene recordar, pues parece que su memoria es flaca, que cuando el señor Ibarretxe dijo lo mismo le llamaron de todo menos bonito. Ahora Marianín actúa igual otorgándose prerrogativas que no le corresponden. Pero claro, el caso es oponerse a todo diciendo las mayores barbaridades pues todo vale, pasarse las leyes por los huevos cuando no interesa y crear un clima perpetuo de crispación para ver si así cae el Gobierno. Nunca un símbolo identificó tan bien a un partido como es el caso de la gaviota pepera.

4 Comentarios:

Blogger wilson dijo...

Ya sabemos todos la deriva radical que está tomando el PP. Esperemos que se moderen porque con ellos va mucha gente. El referendum no llegará a ningún puerto, pero traerá cola.

Está perdiendo el PP una oportunidad de oro para hacer ver que CIU ha sido la única salida que ha tenido el PSOE, para resaltar el fracaso de Maragall y el de Esquerra Republicana.

25/1/06 11:03  
Blogger Ernesto de la Serna dijo...

Ciertamente, Wilson, el PP podría haberse limitado a quedarse en la barrera y dejar que la gente alucinara con los bandazos que están dando socialistas y nacionalistas para darle forma al manido Estatut. Las contradicciones de ZP, que hace dos años dijo que apoyaría el Estatut que emanara del Parlament y ahora dice que donde dijo digo en realidad quería decir Diego, son de juzgado de guardia. Pero con el empeño pepero por salir a la palestra y hacerse notar como defensores de la unidad patria la están cagando.

Y ciertamente, Mikel, su última estrategia es cuando menos contradictoria. Se van a quemar de tanto jugar con fuego.

27/1/06 09:35  
Blogger Juan Haldudo dijo...

La verdad es que creo que han perdido el norte, no sólo por que ignoran la legislación vigente sino que además pretenden (entre otras) que el Tribunal Constitucional se convierta en la tercera cámara de las Cortes Generales con la reintroducción del recurso previo de inconstitucionalidad (que ya fue derogado en 1985, hace tan sólo 21 años) para así paralizar las leyes que no sean del agrado de la oposición. Por supuesto, el hecho de que desde Montesquieu haya una separación entre los poderes del Estado no tiene ninguna importancia, como ya demostraron con el uso del Fiscal General como su perro de presa.

28/1/06 15:01  
Blogger rotops dijo...

En la separata "El País Domingo" de hoy, página 10, sección "Personajes", hay una frase de Fernando Trueba que, por considerar que viene al caso, transcribo. Y la suscribiría, claro:
"MALDAD. Ésa sería la palabra que aplicaría a la Iglesia y a la derecha. Conocen el mal que hacen, conocen el daño que causan, y a pesar de ello lo siguen haciendo. Y lo peor es que han creado una fábrica de mentiras y luego una red de distribución para esas mentiras..."

29/1/06 20:53  

Publicar un comentario

<< Home